FCA logo

Soportando el Calor (HOT Weather Tips)

Todo el mundo está incomodo cuando hace mucho calor. Sin embargo, las personas de la tercera edad, las discapacitadas o las que tienen condiciones crónicas de la salud, como una enfermedad vascular o diabetespueden sufrir un ataque o estrés provocado por el calor aun cuando hace menos de 100 grados.

Gradualmente, con la edad, perdemos la habilidad para transpirar o regular la temperatura de nuestros cuerpos. Las personas de la tercera edad no sienten el calor de la misma manera que lo sentían cuando eran más jóvenes – es por eso que las personas de la tercera edad tienden a usar muchas capas de ropa La piel de las personas mayores es más fina y no ofrece tanta protección contra el sol. Las enfermedades del corazón, las de los pulmones o las del hígado, así como la presión arterial alta y los problemas circulatorios pueden aumentar el riesgo de alguien para sufrir este tipo de problemas. Tener sobrepeso o bajo peso también aumenta el riesgo.

Los medicamentos que se toman para una variedad de enfermedades también pueden interferir en la habilidad de uno para aguantar temperaturas más altas. Estos medicamentos incluyen medicamentos antipsicóticos que se administran comúnmente a los pacientes con Alzheimer para controlar la agitación, medicamentos anticolinérgicos, tranquilizantes, sedantes (incluidas las pastillas para dormir de venta libre), anfetaminas, diuréticos y medicamentos para controlar la presión arterial, antihistamínicos y algunos antidepresivos.

Una persona con una deficiencia cognitiva ya sea causado por una enfermedad o una herida, puede ser capaz de comunicar su incomodidad o puede que no sea capaz. En algunos casos, es posible que ni siquiera pueda “sentir” el calor o notar su propio estado de malestar a causa de los cambios que están ocurriendo en su cerebro y la inhabilidad de éste para procesar información de los sentidos o regular las respuestas del cuerpo al calor.

Unos Consejos para Mantenerse Fresco

Cuidadores pueden prevenir una emergencia relacionada con el calor (hipertermia) si están alerta a las señales de estrés causadas por el calor y si siguen estos consejos.

  • Use ropa fresca: Es importante que el individuo lleve ropa fresca, color claro y que no esté muy apretada. Las telas naturales, como el algodón son las preferibles. También el uso de un sombrero o un quitasol es recomendado. Si el aire acondicionado parece molestar a la persona, ofrézcale capas, como una camisa de manga larga o un suéter sobre los hombros, o un paño ligero sobre los tobillos.
  • Use aire acondicionado: Mantenga el aire acondicionado a menos de 80 grados F. Si su casa no lo tiene, es recomendado que use un ventilador eléctrico para hacer circular el aire dentro de la casa. Si es posible, lleve a la persona a un lugar con aire acondicionado donde pueda sentarse, como una biblioteca, un centro comercial, o un restaurante. Pero evite los lugares superpoblados y las horas pico.
  • Cubrir las ventanas: Durante el día es aconsejable cerrar las cortinas de todas las ventanas que reciban la luz directa del sol. Las ventanas deberían estar abiertas por la noche y es bueno usar un ventilador para hacer circular el aire fresco. (Una ventana abierta y descubierta durante el día simplemente hará que la temperatura interior se la misma que la exterior).
  • Evite el sol directo: El individuo debería quedarse dentro de la casa durante las horas más calurosas del día, 11 a.m. – 4 p.m. Cuando salgan de casa, deberían manejar el carro hasta tan cerca del lugar de destino como sea posible. No se recomienda dejar al individuo dentro del carro, donde la temperatura puede subir rápidamente. Si la persona quiere estar al air libre, asegúrese de que sea durante las horas mas frescas y de que este a la sombra. Consulte también las noticias para obtener información sobre temperaturas, niveles de humedad y alertas de contaminación del aire.
  • Elimine o limite la actividad fisica: Si el médico del individuo ha aprobado el ejercicio ligero, como caminar y los ejercicios de movimiento, debería estar limitado a periodos cortos durante las horas frescas del día. El ejercicio debería ser eliminado por completo durante los días muy calurosos.
  • Beba muchos líquidos: El individuo debería beber mucha agua y jugo de vegetales, aún si no tiene sed. No debería beber café, té o alcohol y si el cuidador sospecha la deshidratación debería consultar a un médico.
  • Las comidas ligeras: Es aconsejable que evite las comidas pesadas y muy calientes – y no use el horno.
  • Monitorear medicamentos: El cuidador debería preguntar al médico sobre los efectos de los medicamentos que el individuo está tomando y, en particular, si aumentan la probabilidad del individuo de experimentar el estrés del calor. Es importante preguntar al médico sobre todos los medicamentos que el individuo toma, incluyendo los que no son recetados.
  • Tomar duchas frías: Ayude a la persona a tomar una ducha o baño refrescante. Coloque una toalla húmeda y fría sobre la frente o la nuca de la persona y reemplácela con frecuencia.
  • Comuníquese con la persona a menudo: Si la persona vive sola, comuníquese con esa persona todos los días o pregúntele a un vecino si lo puede visitar unas veces al día. Si la persona carece de transporte, asegúrese de que alguien la lleve y la regrese de sus citas, supermercados, etc.
  • Informar a los demás: Si la persona se encuentra en un asilo de ancianos u otra instalación, asegúrese de que la instalación tenga un plan para lidiar con el aumento de temperatura y siga los consejos mencionados anteriormente. Si puede, visite con la mayor frecuencia posible.
  • Mantente alerta: Recuerde que es posible que una persona con deterioro cognitivo no pueda decirle cuando se siente acalorada o enferma. Además, las personas de la tercera edad tieden a sentir mas frio que las personas mas jóvenes, por lo que es posible que no sientan el peligro de un clima mas caluroso.

Las Señales de Un Problema Relacionado con el Calor

Cuidadores de una persona discapacitada o de la tercera edad deberían aprender las señales de un problema relacionado con el calor. Hay que buscar atención médica si se presenta alguna de las siguientes señales. Si el cuidador sospecha que el individuo ha sufrido un ataque provocado por el calor, debería llamar al 911 o a personal médico, inmediatamente.

  • Dolor de cabeza, nausea y fatiga son indicaciones de que el individuo tiene estrés del calor.
  • Fatiga provocada por el calor: La piel del individuo está húmeda y fresca, el pulso es débil, y se siente mareado.
  • Síncope del calor: El individuo de repente se siente mareado, se pone pálido y empieza a sudar. El pulso está débil pero el corazón late rápidamente, pero la temperatura del cuerpo es normal (eso es, 98.6 grados, tomado por un termómetro).
  • Calambre del calor: Al acabar una actividad física el individuo empieza a experimentar espasmos en el vientre, los brazos o las piernas. (Tenga en cuenta que esto puede deberse a la falta de sal, pero no le de sal o tabletas de sal sin consultar a un médico)
  • Agotamiento del calor: Esta condición puede ser un aviso de que el cuerpo está demasiado caliente. El individuo empieza a sudar, a tener mucha sed, a sentirse débil, a perder la coordinación y a sentir náuseas. Es posible que el cuerpo se mantenga una temperatura normal (98.6). El pulso puede ser normal o un poco acelerado y las pupilas de los ojos pueden contraerse. Disminución de la micción y la persona puede vomitar.
  • Ataque provocado por el calor: Esta condición es muy peligrosa y requiere atención médica inmediata. La muerte puede ocurrir rápidamente cuando alguien tenga un ataque del calor. La temperatura del cuerpo sube hasta más de los 100 grados F y el individuo puede empezar a sentirse confundido y a comportarse de una manera extraña o aun combativa. Normalmente el pulso es rápido y la piel está seca y caliente. Puede que las pupilas estén dilatadas. El delirio, los ataques epilépticos, las convulsiones y el coma también son efectos posibles de esta condición.

Unos consejos para aliviar los síntomas asociados con cualquier problema relacionado con el calor y mientras los familiares esperan la llegada de la atención médica:

  • Haga que la persona se acueste en un lugar fresco.
  • Los pies deberían estar elevados.
  • Es aconsejable aplicar telas/toallas frescas y mojadas o agua a la piel, especialmente a la cabeza, la entrepierna y las axilas.
  • El uso de un ventilador eléctrico o simplemente la ventilación manual puede ayudar.
  • Está bien darle al individuo tragos pequeños de agua fresca (no debería tener sal sin la aprobación del médico)
  • No utilice alcohol

Los familiares deberían recordar que si sospechan un ataque provocado por el calor, es imprescindible llamar a 911 o a atención médica, inmediatamente.

El cansancio y la debilidad son síntomas normales después de un episodio causado por el calor y es importante que los cuidadores sigan estando alerta al estado de la persona por unos días después.

Copyright © 2002, Family Caregiver Alliance. All rights reserved.